Encuesta de la semana

¿Deberían ya las religiones enfocarse más en la preservación del planeta?

Recibe la columna en tu correo

Suscríbete y recibe todos los lunes mi columna en la comodidad de tu correo electrónico
Please wait

El azúcar podría ser tan adictivo como la cocaína, el tabaco o la morfina. Un estudio realizado por neurólogos de la Universidad de Queensland, en Australia, explica que la relación entre estas sustancias radica en que elevan los niveles de dopamina (neurotransmisor asociado del placer) de manera muy similar.

 

Al igual que ocurre con las drogas, el ingerir azúcar de manera regular provoca que la producción de dopamina sea cada vez menor y con ello la persona experimente el síndrome de abstinencia, llevándola a la necesidad de consumir mayor cantidad de dulce para recuperar los niveles anteriores, creando así una adicción.

Durante el estudio los científicos comprobaron con ratas un medicamento llamado Vareniclina, utilizado para tratar la adicción a la nicotina, y descubrieron efectos positivos en el combate al consumo excesivo de la sacarosa. Las pruebas, que también se hicieron con otras sustancias, fueron realizadas a corto (4 semanas) y a largo plazo (12 semanas), teniendo mejores resultados en este último.

Vista como una adicción, se deben advertir los riesgos de su consumo ilimitado: contribuye al aumento de peso, al desarrollo de diabetes tipo II y, dependiendo de la edad, a problemas neurológicos y psiquiátricos que afectan el estado anímico y la motivación. *Fuente: sciencedaily.com;journals.plos.org  

Reflexiones: Quizá una de las mejores e inteligentes acciones que deberíamos de tomar como sociedad responsable e informada de esta grave amenaza de la obesidad y de la diabetes. Debería ser que mediante el poder legislativo sea posible lograr la prohibición de la publicidad, promoción y venta en las escuelas de bebidas endulzadas y gasificadas de alto contenido de ácido fosfórico.

Bebidas que equivalen a 10 cucharaditas de azúcar y que luego de la ingesta el hígado transforma el azúcar en grasa, subsecuentemente aumenta la presión sanguínea, y que todo el calcio, magnesio y zinc, que realmente iban destinados a los huesos, se pasan a la orina. Al igual que el sodio, electrolitos, agua y otros importantes nutrientes también salen del organismo.

Además existen evidencias médicas de que mediante el abuso en el consumo de estos productos, bien pudieran ocasionar asma, pérdida del esmalte de los dientes, enfermedades renales, osteoporosis, problemas reproductivos y hasta padecimientos cardiacos.

Deja tus comentarios

Participa aqui en el debate de la semana
¡ahora es más fácil!

0
  • No se han encontrado comentarios

"Quizá no estaré de acuerdo con tu opinión, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a expresarla".  Voltaire.