Es una roca “primitiva” proveniente de los orígenes del sistema solar, que no ha sido alterada por el calor o la presión. Probablemente es un fragmento de un asteroide madre mucho más grande que se rompió en pedazos. Es rica en carbono, clasificada como Tipo B, una subclase muy poco común de asteroides primitivos. El tipo de roca que podría haber traído a la Tierra el material orgánico: las semillas de la vida. Su rotación, aunque rápida, no hace imposible que se le acerque una nave espacial, y su superficie no tiene demasiadas rocas que dificulten maniobras.

 Tiene un diámetro aproximado de 500 metros (poco más grande que la altura del edificio Empire State de Nueva York, o la torre Eiffel de París). Su órbita alrededor del Sol es cada 435 días  (es la órbita más estudiada del Sistema Solar). Lleva una velocidad de 101,388 kilómetros por hora y se acerca a la Tierra cada 6 años a una distancia de 448,794 kilómetros de distancia (un poco mayor a la distancia a la Luna). Calculando el comportamiento de su trayectoria y órbita, quizá pudiera haber alguna posibilidad de impacto con nuestro planeta para los años del 2175 y 2199.  *Fuente: kerbalspaceprogram.com   

Reflexiones: Cada que tengo la oportunidad de investigar fuentes astronómicas, relacionados con los asteroides o los cometas; me invaden pensamientos catastróficos relacionados con las posibilidades de impacto con esas  veloces rocas espaciales, como la que se estrelló en la ahora llamada península de Yucatán; cuyo diámetro de 11 kilómetros extinguió a los dinosaurios hace 65 millones de años. Y además, me hace reflexionar profusa y profundamente acerca de estos vagabundos cósmicos, que presumiblemente trajeron el agua en forma de hielo y consecuentemente la vida a nuestro planeta.

¿Cómo imaginar aquella Tierra primigenia siendo impactada por cientos o miles de millones de rocas congeladas provenientes del espacio profundo?, ¿esas piedras portadoras de la semilla de lo que hoy llamamos la vida?, ¿esa semilla que dio origen a nuestra especie humana, a toda la existencia vegetal y animal que conocemos y a toda esa que ya se extinguió?

Y aún prevalece en mi la constante y persistente duda: ¿entonces cómo y de donde llegó esa semilla de la vida a esos asteroides o a esos cometas…antes de impactar la Tierra? 

Deja tus comentarios

Participa aqui en el debate de la semana
¡ahora es más fácil!

0
  • No se han encontrado comentarios