Encuesta de la semana

¿Decrecimiento poblacional para garantizar un mejor planeta?

Recibe la columna en tu correo

Suscríbete y recibe todos los lunes mi columna en la comodidad de tu correo electrónico
Please wait

Galileo Galilei: Nacido en Pisa, 15 de febrero de 1564 y murió en Arcetri, 8 de enero de 1642. Fue un astrónomo, filósofo, ingeniero, matemático y físico italiano, relacionado estrechamente con la revolución científica. Eminente hombre del Renacimiento, mostró interés por casi todas las ciencias y artes (música, literatura, pintura). Sus logros incluyen la mejora del telescopio, gran variedad de observaciones astronómicas, la primera ley del movimiento y un apoyo determinante al “copernicanismo”. Ha sido considerado como el gran baluarte de la astronomía moderna, de la física innovadora y de la ciencia revolucionaria.

 

Nicolás Copérnico: Nacido en Toruń, Prusia, Polonia, 19 de febrero de 1473 y murió en Frombork, Prusia, Polonia, 24 de mayo de 1543. Fue un astrónomo del Renacimiento quien formuló la teoría heliocéntrica del Sistema Solar, ¡o sea que los planetas orbitan al Sol! Su libro De Revolutionibus Orbium Coelestium (Sobre las Revoluciones de las Esferas Celestes) suele ser considerado como el punto inicial o fundador de la astronomía moderna, además de ser una pieza clave en lo que se llamó la Revolución Científica en la época del Renacimiento. Copérnico pasó cerca de veinticinco años trabajando en el desarrollo de su modelo heliocéntrico del universo. En aquella época resultó difícil que los científicos lo aceptaran, ya que suponía una auténtica revolución.

Tycho Brahe: Nacido en Escania, 14 de diciembre de 1546 y murió en Praga, 24 de octubre de 1601. Fue un astrónomo danés, considerado el más grande observador del cielo en el período anterior a la invención del telescopio. Quién sabedor que Copérnico promovía su teoría helocéntrica, pero aún no podía demostrarla con sus cálculos matemáticos y ecuaciones gravitacionales, ya que el polaco equivocadamente partía de órbitas perfectamente circulares y no de manera de órbitas elípticas.

Lo curioso resulta saber que estas tres grandes eminencias de la astronomía, no solo fueron perseguidas sino hasta amenazadas por el Vaticano, ya que la fe católica aseveraba que Dios creo y posicionó a la Tierra en el centro del universo ¡lo que se denomina el geocentrismo!.

No dejo de cuestionarme y más ahora que nunca, que en la medida de que la ciencia y la tecnología avancen, ¿cuántos más hombres y mujeres de ciencia serán amedrentados, hostigados e intimidados por las actuales, poderosas y acaudaladas religiones establecidas, por contravenir a sus creencias?.

Deja tus comentarios

Participa aqui en el debate de la semana
¡ahora es más fácil!

0
  • Daniel Padilla

    En México la religión tiene mucho peso. 42% de la población se identifica como católico practicante, mientras que 23% se declara católica no practicante. Y según la Encuesta sobre la Percepción Pública de la Ciencia y la Tecnología (CONACYT 2014), siete de cada diez mexicanos consultados confían más en la fe que en la ciencia.

  • Carlos Torres

    Yo creo que esto ya no pasa tanto como antes, ahora la gente ya está más informada y ya no le deja a la iglesia hacer este tipo de cosas

"Quizá no estaré de acuerdo con tu opinión, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a expresarla".  Voltaire.