El cielo nocturno repleto de estrellas (que en realidad son soles) parece enorme, pero en realidad solo vemos el 1% de toda la Vía Láctea. En el universo observable existen 10 a la 22. O sea (100,000’000,000’000,000’000,000) de estrellas. Lo que es igual a lo siguiente: por cada granito de arena que hay en la Tierra, hay 10,000 estrellas en el universo. De estas 5% son del tipo solar y de estas 22% son orbitadas por planetas similares a la Tierra.

Entonces podemos deducir que existen 100 millones de billones de planetas parecidos a la Tierra. Lo que es igual a que por cada granito de arena en la Tierra hay 100 planetas parecidos a nuestro planeta.

Ahora imaginemos que el 1% de estos planetas desarrolla vida orgánica y el 1% de estos planetas desarrolla vida inteligente. Esto significaría qué habría 10 mil billones de civilizaciones inteligentes nada más en el universo explorado. Aun así, nunca, ni una sola vez, hemos hecho contacto extraterrestre. Esto claro que hablando con estricta honestidad intelectual en procesos tecnológicos, ya que como bien sabemos existen infinidad de “apariciones”, “manifestaciones”, “advenimientos”, “descubrimientos” e “imágenes”; inclusive diversos programas de televisión y páginas en redes sociales que intentan sostener la existencia de vida inteligente extraterrestre. Pero hasta ahora francamente no hay pruebas fehacientes, ni contundentes y mucho menos concluyentes de esos fenómenos. Todos estos temas no han superado las pruebas del método científico de comprobación, por lo tanto sigue siendo un tema que aún no ha superado el concepto de especulación persistente.

No obstante, habrá que aceptar que las posibilidades de que exista vida orgánica y vida inteligente en esa vastedad del océano cósmico son infinitas; pero el problema central son las enormes distancias que nos separan en los espacios interplanetarios, interestelares, intergalácticos y por supuesto en los espacios cumulares, y quién sabe que otros objetos y sistemas de encuentren más allá de este universo que parece categóricamente infinito, vasto, eterno, inmortal, perpetuo, interminable, absoluto, inagotable, incalculable, indefinido, incontable, innumerable, vasto inmenso e incomprensible.

Seguramente por ello que últimamente han emergido muchas corrientes filosóficas e ideológicas relacionadas al PANTEÍSMO. O sea, considerar y reconocer al universo como la esencia rectora, suprema, preponderante, absoluta, omnipotente; de todo espacio, materia, tiempo y energía.
¿Pero…tu qué piensas?

ENCUESTA:

¿El universo de cada ser humano, se resume al tamaño de su conocimiento?

Deja tus comentarios

Participa aqui en el debate de la semana
¡ahora es más fácil!

0
  • Salvador Arena

    Este artículo está lleno de fantasías.
    Quién puede describir un espacio que no conocemos? Spielberg lo hará siempre mejor.
    Un saludo.

  • Salvador Arena

    Qué seguridad para decir que no estamos solos en este universo !!
    Yo no rechazo esta idea. Pero todavía habrá que esperar.
    Un saludo.

  • Xiomara Soullier

    Tanto que saber y aprender ?!?
    No estamos solos, tambien hay vida en otro planeta!’

  • Salvador Arena

    La encuesta es abrumadora en favor del sí.
    Pero sabe alguien lo que se contesta o somos tan simples que no pensamos, o más bien perezosos para pensr ?
    Mexico lindo y querido...!!!! Pero qué ocurre en esta tierra de gentes buenas y atrozmente malas que conviven sin pensar unos y otros pensando solamente en sacar provecho del prójimo mientras mira a La Guadalupe ?
    Me empieza a no gustar este lugar.
    Un abrazo Licenciado.

  • Salvador Arena

    Qué es el universo de cada ser humano ?
    Si me lo contesta alguien participo en la encuesta.
    Un fuerte abrsxo, Licenciado.

  • Salvador Arena

    Buenos dias aquí, Licenciado.
    Empezaré por la pregunta de la encuesta. Creo que no ha quedado claro que el conocimiento solamente es descubrir lo inexistente hasta el momento y desarrollar la ciencia que lo sustente para entenderlo. Más o menos en burdas palabras. Yo no soy científico y tengo mucha incultura.
    El resto que nos queda es su texto. Es otra vez Clark Kent y sus fantasías para resolver sus complejos. No se atreve a abordar a Lina Luna, la reportera del periódico, por su enorme timidez.
    Esto no es ciencia, sino un comic maravilloso.
    Dejémoslo estar. No demos más vueltas a nuestras fantasías.
    Un fuerte abrazo Licenciado.