Encuesta de la semana

¿Para combatir la corrupción deberemos comenzar en casa?

Recibe la columna en tu correo

Suscríbete y recibe todos los lunes mi columna en la comodidad de tu correo electrónico
Please wait

En una interesante investigación de la Organización Transparencia Internacional, identificó a los países más corruptos del mundo, en la cual se aprecia casi todos las naciones de África en mayor o menor medida, pero haciendo especial énfasis en Libia, Sudán, Angola, Somalia y Egipto. De la misma manera con las relativas excepciones de Chile, Uruguay y Costa Rica, pero todos los demás países de América Latina están sumergidos en un enorme pantano de corrupción. Y en especial México está colocado en uno de los más corruptos y con mayor impunidad, solo después de Venezuela. Entre los países de la Organización Para La Cooperación Y Desarrollo Económico (OCDE) se mantuvo en el último lugar.

Es plenamente observable que entre más pobre y subdesarrollada es una nación, presenta índices más altos de corrupción, de impunidad, de fanatismos religiosos, de ingobernabilidad, de violencia, de guerrillas, de narcotráfico. Mismos que terminan siendo pueblos con altísima tasa de migración y abandono de miles o quizá de millones de jóvenes que huyen a otros países en la búsqueda de fuentes dignas de trabajo y un ambiente de armonía paz y tranquilidad.

¿Pero quién construye la corrupción?, ¿Es el político, el funcionario público, el presidente? Yo no soy abogado de nadie, pero recordemos que los gobiernos no son más que el vivo reflejo de una sociedad. Me pregunto entonces ¿Qué sociedad es honesta y tiene un gobierno corrupto? O bien, ¿Qué sociedad corrupta tiene un gobierno honesto?

Obsérvese con atención que en nuestro país ha sido gobernado muchos años por un partido de Centro, posteriormente por un partido de Derecha, ahora nos gobierna un partido de Izquierda. Y pareciera que hoy la corrupción está igual o quizá empeorando cada día. Basta con leer las noticias en los medios de comunicación: sobornos, concursos sin licitación, tergiversaciones de informaciones, nexos con grupos criminales, desfalcos, opacidad presupuestal, nepotismo, falta de transparencia y muchas irregularidades más.

Entonces podemos concluir que nuestra corrupción no necesariamente emana de la orientación ideológica de los Partidos Políticos de Derecha, Centro o Izquierda, sino de un MODELO CULTURAL que como mexicanos hemos acuñado en nuestro sistema social y de gobierno.

Soy un convencido de que el secreto para mejorar nuestro país, está cimentado en disciplinar desde el hogar, esto reforzado por un reestructurado sistema educativo académico. ¿Pero tú qué piensas?

ENCUESTA:

¿Para combatir la corrupción deberemos comenzar en casa?

 

Deja tus comentarios

Participa aqui en el debate de la semana
¡ahora es más fácil!

0
  • Ramiro Valencia Martínez

    Jorge, pones el dedo en la llaga social del país. Lamentablemente la ciudadanía ha banalizado este pecado social. Muy pocos se preocupan y aún menos se ocupan de erradicar las causas multifactoriales. En lo personal insisto en la revolución cultural ética.
    Tu artículo coincide con un concepto de Arturo Pérez Reverte, que enseguida parafraseo:" No te preguntes si tu país es honrado; pregúntate si tu familia los es. La suma de las pequeñas honras es la honradez de un país"

  • Adriana Baker

    Observo que la corrupción es la alternativa a la falta de desarrollo y empatía social. La ausencia de empatía social parece un rasgo distintivo de la ignorancia.

  • alvaro torres del valle

    Quítale la palabra quizá, la corrupción ahora es auspiciada desde la silla, es institucional y sistémica

  • José Rodríguez García

    Yo lo veo desde afuera; porque yo formo parte de la población que se ha visto obligada a emigrar, por motivo económico pero sobre todo por la inseguridad a la que se exponían mis hijos. Y esto fue en el periodo que gobernó Felipe Calderón; que fue cuando se dispararon los índices de inseguridad, violencia y corrupción. Si mal no recuerdo en la lista de los Estados más corruptos y violentos, tristemente México ocupaba el 2do. o 3er. lugar sólo por abajo de Filipinas y Siria; tomando en cuenta que Siria se encontraba en guerra invadido por Estados Unidos y sus aliados.

"Quizá no estaré de acuerdo con tu opinión, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a expresarla".  Voltaire.