Encuesta de la semana

¿Anteponer la ecología sobre la economía?

Recibe la columna en tu correo

Suscríbete y recibe todos los lunes mi columna en la comodidad de tu correo electrónico
Please wait

Cada partícula de polvo, gas, químico, que inhalamos perjudica de forma distinta al organismo causando diferentes enfermedades. Investigadores de la escuela de medicina del ITESM y especialistas en enfermedades respiratorias, coinciden que la contaminación atmosférica tiene varios grados que generan daño a la salud.

 Todo lo que genera combustión genera cierto azufre y estas partículas cuando se mezclan con vapor de agua pueden producir ácidos que se vuelven irritantes para las vías respiratorias y originar problemas como el asma. Todas estas sustancias se absorben y pasan a la circulación y pueden llevarse a otras partes del cuerpo. Se ha comenzado a observar tasas altas de enfermedades, lugares con mayor contaminación aumentan los porcentajes de infartos, de enfermedad vascular cerebral. Estar en constante exposición a estas sustancias aumenta el riesgo de problemas respiratorios y por supuesto de cáncer.

Muchas de estas sustancias que son oxidantes juegan un papel preponderante en los riesgos de generar lesiones malignas, factores oxidantes que transforman y generan células malignas Y aumentan los riesgos de contraer cáncer.

¿Quiénes son las personas más vulnerables? Quienes tienen una infección respiratoria. Menores de 5 años. Personas mayores de 65 años. Con enfermedad pulmonar. Con presión alta y arritmia. Con diabetes. Que ya han padecido un infarto. Con infección en las vías respiratorias

¿Qué recomendaciones existen? La sociedad debe generar acciones preventivas para regular y reducir el daño ambiental; algunas de las recomendaciones de los especialistas son: Seguir guías internacionales de monitoreo y controles del aire. Apoyar las regularizaciones de leyes de contaminación atmosférica. Fomentar más el uso del transporte público. Permanecer en casa cuando hay altos niveles de contaminación. Si está muy contaminado el aire poner toallas mojadas debajo de la puerta. Salir de la ciudad irse al campo si está muy contaminado el día. Usar mascarilla cuando está muy expuesto a la quema de leña. No hacer ejercicio al aire libre. Usar aparatos de purificación de aire.

Reflexiones: Me complace ver que cada día existe mayor conciencia, preocupación e investigación por los fundamentos basados en la salud y el bienestar de las sociedades, ante las contundentes amenazas y efectos de la contaminación en nuestras ciudades. Pero me preocupa de sobremanera que la mayoría de los esfuerzos se canalizan más a los EFECTOS que a las propias CAUSAS. ¿Y tú, qué opinas…?

ENCUESTA:

¿Anteponer la ecología sobre la economía?

 

Deja tus comentarios

Participa aqui en el debate de la semana
¡ahora es más fácil!

0
  • José Silio Vaqueiro González

    No se debe de anteponer ninguna de las dos, deben de ir en paralelo, pues mejorando una se mejora, la otra salvó el caso de México que seguimos apostando a las energías contaminantes y no a las renovables como la eólica y la fotovoltaica

"Quizá no estaré de acuerdo con tu opinión, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a expresarla".  Voltaire.