Encuesta de la semana

Me pregunto ¿Qué no estará "Dios" profundamente arrepentido de habernos creado?

Recibe la columna en tu correo

Suscríbete y recibe todos los lunes mi columna en la comodidad de tu correo electrónico
Please wait

Por definición, la palabra extinción significa ¡PARA SIEMPRE! Es el final de una forma de vida. Las acciones irresponsables del ser humano alteran la funcionalidad de los ecosistemas, provocan la pérdida de especies y servicios ambientales.

 La vaquita marina, Phocoena sinus: Es endémica de México, es el cetáceo más pequeño del mundo. No mide más de 1.50 m. en estado adulto. Viaja solitaria o en grupo de 2 o 3 miembros. Consume principalmente peces y calamares. Es una especie poco abundante y naturalmente rara. Su variabilidad genética es reducida. Tiene una cría cada dos años o más.

Esta especie es el caso más urgente de una especie en peligro de extinción. Es una presa incidental de las redes de enmalle en el Alto Golfo de California. En esa región el blanco de los pescadores ilegales de otra especie llamada la totoaba, de la cual 1kg de su vejiga natatoria (buche) cuesta hasta 100 mil dólares en el mercado negro de China. Pero con frecuencia la vaquita también queda atrapada.

El primer censo en 1997 estimó una población de 600 vaquitas. El más reciente calculó no más de 30. A pesar que el gobierno mexicano declaró la prohibición de este tipo de pesca, la actividad siguió. El 95% de la población de la vaquita marina ha desaparecido en tan solo 20 años.

¿Habrá algunas esperanzas para poder salvar de la extinción a esta especie?: Aunque aún se estima que quedan 30 vaquitas que es urgente proteger, esto pudiese lograrse si se combate el tráfico ilegal de totoaba por medio de acuerdos internacionales. O través de alternativas de apoyos socio-económicas para quienes viven de la pesca en la región y adicionalmente si cada ciudadano contribuye para mejorar prácticas de aprovechamiento y protección de esta y todas las especies. Pero por lo cimentado en experiencias anteriores, la corrupción, la impunidad, la ausencia de conocimientos de infinidad de legisladores en la materia, parece radicalmente imposible lograrlo ¡La vaquita marina desaparecerá para siempre, para toda la eternidad!

Reflexiones: Al percatarnos de estas profusas manifestaciones de irresponsabilidad y negligencia, cada día estoy más convencido que pertenezco a una especie extraordinariamente ignorante, depredadora, nociva, insensata e irracional. En la que priorizamos más los conceptos banales, que el respeto y conservación a la biodiversidad planetaria.

¿Y tu amigo(a) lector(a)…qué opinas?

ENCUESTA:

Me pregunto ¿Qué no estará "Dios" profundamente arrepentido de habernos creado?

Deja tus comentarios

Participa aqui en el debate de la semana
¡ahora es más fácil!

0

"Quizá no estaré de acuerdo con tu opinión, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a expresarla".  Voltaire.