Durante muchas generaciones, los feligreses susurraron sus pecados dentro de sombríos confesionarios de madera de Notre-Dame-du-Perpétuel-Secours, una imponente iglesia católica en la ciudad de Montreal, Canadá.

 Paradoxe, con un costo de casi 3 millones de dólares en remodelaciones. Ahora es un gigantesco salón de usos múltiples donde se celebran: Conciertos de Tributo a Led Zeppelin. Exposiciones pictóricas y escultóricas. Presentaciones de orquestas filarmónicas. Espectáculos de danza contemporánea y representaciones de obras de teatro y ópera, etc.

Además, es una de las decenas de Iglesias en todo Quebec que también se han transformado en bibliotecas públicas, centros de impartición de cultura y educación ambiental, círculos de integración familiar, núcleos de asistencia a personas de la tercera edad y con capacidades diferentes. Así mismo, se atienden médica y psicológicamente a jóvenes con problemas de adicciones, con proclividad a la delincuencia, así como desertores de la preparatoria para que puedan integrarse al mercado laboral.

Las transformaciones radicales de las Iglesias en Quebec reflejan el declive drástico de la iglesia católica en una provincia canadiense de mayoría católica, donde el 95% de la población acudía a misa en la década de 1950, pero solo el 5% lo hace actualmente.

El pronunciado descenso en el número de personas que asisten a la iglesia, junto con los altos costos de mantenimiento. Ha provocado que grupos patrimoniales, arquitectos, promotores turísticos de la región y la propia Iglesia piensen de manera creativa con el fin de conservar edificios históricos que están en riesgo de ser clausurados o hasta demolidos.

Cabe destacar que hasta agosto de 2019, se habían cerrado, vendido o transformado 547 iglesias en Quebec, de acuerdo con el Consejo del Patrimonio Religioso de Quebec.

A lo largo de los siglos, en Quebec, la Iglesia proporcionó salud y educación, y dominó la vida social cotidiana. No obstante, la Iglesia también se opuso de manera radical a las iniciativas y dispositivos para el control de la natalidad, al divorcio y censuró libros científicos y filosóficos. Y en la década de 1960 toda una generación se rebeló, un período conocido como “La Revolución Silenciosa”.

¿Existen más problemas sociales y ambientales que resolver de manera urgente, que la necesidad de seguir cultivando un sistema de creencias religiosas…?

ENCUESTA:

¿Ya es hora que la Iglesia Católica se reinvente?

Deja tus comentarios

Participa aqui en el debate de la semana
¡ahora es más fácil!

0
  • alvaro torres del valle

    Buenos días;
    Hombre Jorge:
    1.- ¿De donde concluyes que los confesionarios son sombríos?
    2.- La Iglesia católica ya se reinvento en el Concilio Vaticano II
    3.- La Iglesia Católica tiene varios siglos de no solo no oponerse a los
    avances científicos, sino de promoverlos, auspiciarlos, y en
    muchísimas ocasiones de generarlos.

    Saludos