En los últimos años se ha profundizado en nuestro país una tendencia hacia los pensamientos y acciones sectarias, extremistas o fundamentalistas; especialmente en los rubros relacionados con la política mexicana: Si somos de Derecha…nada de Izquierda será bueno. Por lo contrario si somos de Izquierda…nada de Derecha será recomendable. Y si somos de Centro…las otras dos corrientes exageran radicalmente sus posturas. Y todo esto no es verdad, no es real y se pierde toda veracidad y lógica. Nada existe que sea perfectamente bueno, ni perfectamente malo.

 Es por ello que antes de sumarnos a diversas ideologías, tendremos que aplicarnos en ser profundamente analíticos y deductivos de las premisas y estipulaciones de las diferentes corrientes escolásticas, a fin de establecer criterios de suma y resta y encausar nuestros valores, creencias, actitudes y opiniones; en modelos asertivos basados en el pensamiento crítico.

El pensamiento crítico es pensar por sí mismo y comienza cuestionando todo…inclusive NUESTROS PROPIOS PENSAMIENTOS. No es la obediencia ni la lealtad. No es el permitir que otros piensen por mí. No es aceptar los contenidos de un libro, de un mandamiento o de una ideología, ni tampoco someterse a la imposición de gobernantes, políticos, líderes, jefes, clérigos, pastores, psíquicos, profetas, gurús e iluminados.

El pensamiento crítico abre la puerta a nuevos cuestionamientos, a las nuevas ideas, a nuevas investigaciones, a nuevos retos. El pensamiento crítico indaga, analiza, compara y cuestiona. Sin pensamiento crítico nos hacemos seguidores, adeptos, sectarios, ovejas incondicionales, fanáticos y esclavos. Sin pensamiento crítico uno verá la violencia como cotidiana, uno verá la esclavitud como necesaria, uno verá las guerras como metodología de la defensa de la libertad.

El primer paso es recuperar nuestra libertad de pensamiento y el segundo paso es convertirlo en pensamiento crítico. Será identificar todo aquello que nos nos aprisiona. Nacemos humanos y luego nos va separando la religión, la raza, el color de piel, el dinero, las ideologías políticas y patrioteras, las preferencias sexuales y por supuesto el egocentrismo y la ignorancia rampante.

Hoy México vive uno de sus episodios más deplorables, desastrosos, violentos y corruptos de toda su historia. Esto alimentado por el triste fenómeno llamado EL FANATISMO INVENCIBLE.

La recomendación será: Discernimiento Analítico + Juicio Deductivo + Pensamiento Crítico.

Por una EDUCACIÓN que nos enseñe a PENSAR y no a OBEDECER.

¿Compartes esta iniciativa…?

ENCUESTA:

Por una verdadera Revolución Educativa para México

Deja tus comentarios

Participa aqui en el debate de la semana
¡ahora es más fácil!

0
  • alvaro torres del valle

    Jorge buenas tardes; a ver anímate a un análisis critico sobre las siguientes preguntas y respuestas:
    a) ¿Ha explicado la cosmología cuántica el surgimiento de por qué el universo está aquí? No, ni de lejos.
    b) ¿Ha explicado la ciencia por qué nuestro universo parece estar afinado tan perfectamente como para permitir la existencia de la vida? No, ni de lejos.
    c) ¿Están dispuestos numerosos biólogos y físicos a creer en cualquier cosa mientras no sea un pensamiento religioso? Bastante cerca
    d) ¿Nos han proporcionado el racionalismo una comprensión de que es bueno, que es correcto y que es moral? No, todavía eso está lejos
    e) ¿Ha sido el secularismo en el siglo XX una fuerza para el bien? No, eso está lejos de la verdad
    f) ¿Existe una ortodoxia opresiva, estrecha de pensamiento y de opinión al interior de las ciencias? Si existe, esta declaración está cerca de la verdad.
    g) ¿Hay algo en las ciencias que soporte o que justifique su declaración de que la creencia religiosa es irracional? No, no lo hay, esa supuesta justificación está lejísimos de la verdad.
    h) ¿Es el ateísmo científico un ejercicio frívolo en desdén intelectual? Si, esto cae en el centro del tiro al blanco.

    Saludos