Encuesta de la semana

¿Habrá algo más importante en el universo que nuestra propia existencia?

Recibe la columna en tu correo

Suscríbete y recibe todos los lunes mi columna en la comodidad de tu correo electrónico
Please wait

Atravesando esta terrible pandemia equivalente a la III Guerra Mundial o quizá peor, ya que la amenaza es totalmente global. Calamidad que no tiene precedentes para quienes aún estamos vivos. De la cual se han desatado muchísimas hipótesis acerca de su origen: “Que si es virus producto de un laboratorio de alguna potencia mundial”. “Que si se trata de la letal radiación del nuevo sistema denominado 5G”. “Que si  somos las víctimas de algún extraño experimento biológico”. “Que si se trata de un castigo divino”. “Que si nuestro planeta se está vacunando contra un nocivo germen llamado ESPECIE HUMANA”, etc. ¡Hasta ahora no hay verdades, solo hay versiones!

 Lo que sí es verdad es el enorme riesgo que amenaza con la desaparición de la vida inteligente en el mundo entero. Si bien la ciencia y la tecnología ofrecen medidas a los desafíos del futuro, y realizarlas corresponde a los gobiernos con la exigencia de la sociedad responsable en conjunto. El secreto será buscar la forma de permanecer en  nuestro planeta de la manera más armónica,  posible, a fin de evitar romper sus delicadas estructuras en su equilibrio y biodiversidad.

Es necesario la inmediata reducción en las tasas de natalidad. Crear nuevas alternativas de combustibles renovables. Propagación de semillas desde aviones comerciales. Protección y cultivo intensivo de las abejas, colibríes, murciélagos y otros polinizadores.

Establecer un tratado internacional de no proliferación de armas y estrategias de diplomacia intensiva para evitar en todo lo posible conflictos militares. La comunidad científica debe analizar los riesgos por 5G y elaborar medidas de contingencia en caso de accidente. La creación de lineamientos en el desarrollo y la ética de la nanotecnología.

Impulsar la economía local. Desarrollo de nuevos sistemas de intercambio comercial o nuevos modelos de moneda. Banca involucrada directamente en el desarrollo social y humano. Créditos blandos para filantropía, ecología y para las naciones menesterosas del planeta.

Quizá pudiera ser esta la última oportunidad para reflexionar e implementar con inteligencia, los modelos y las acciones urgentes para bajar a la mínima expresión nuestro impacto planetario y alinearnos con nuestra madre naturaleza. Y así  poder llegar en un muy corto plazo a coexistir en una plena comunión, afinidad y fraternidad con nuestra Tierra, el único planeta que puede sustentar nuestras vidas.  ¿O tú, qué propones…?

 

ENCUESTA:

¿Habrá algo más importante en el universo que nuestra propia existencia?

Deja tus comentarios

Participa aqui en el debate de la semana
¡ahora es más fácil!

0

"Quizá no estaré de acuerdo con tu opinión, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a expresarla".  Voltaire.