Cuando dejas de ejercitarte tu cerebro se ve afectado severamente. Reducir tus ejercicios reduce el flujo sanguíneo a las 8 regiones del cerebro. Una de las regiones más afectadas es el llamado hipocampo, que es el responsable de la formación de la memoria y su almacenamiento. En 10 años notarás la reducción del volumen de tu cerebro sin ningún aumento de la densidad de tus neuronas. La reducción del tamaño eventualmente lleva a un deterioro mental. La falta de ejercicio también aumenta el riesgo de padecer enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson. Se recomiendan 150 minutos de ejercicios aeróbicos moderados a la semana o al menos 75 minutos de ejercicio aeróbico intenso.

 

El ejercicio previene el deterioro del sistema inmunológico causado por la edad, en general. Por lo regular el sistema inmunológico pierde de un 2% a un 3% de efectividad por año desde los 20 en adelante. Por lo que las personas mayores son más susceptibles a las infecciones, como también a enfermedades como reumatismo, artritis y cáncer.

Un estudio siguió a ciclistas de 80 años y descubrió que tenían un sistema inmunológico de personas de 20 años, lo que significa que tenían la protección contra todos los problemas del envejecimiento. Los investigadores buscaron marcadores T en su sangre, las que facilitan la respuesta inmunológica a nuevas infecciones.

Los marcadores celulares T se producen en la glándula Timo, localizada frente al corazón. La glándula Timo usualmente se encoge durante la adultez. Los ciclistas estaban produciendo los mismos niveles de marcadores celulares T que personas de 20 años, en contraste a los adultos mayores inactivos que ya casi no producían.

Los investigadores creen que la actividad física les permite a los adultos mayores responder mejor a las vacunas y los protege contra infecciones más letales. No necesitamos ser atletas profesionales para recibir los beneficios, cualquier actividad que haga moverte ayuda. Bailar puede reducir los signos de envejecimiento en el cerebro al mejorar la memoria y el balance. Ayuda a aliviar el estrés, la ansiedad y la depresión. Distintos tipos de danza te mantiene en un proceso de aprendizaje constante, lo que aumenta el tamaño del hipocampo del cerebro.

Ya basta de pretextos, siempre habrá la oportunidad para podernos ejercitar ¿Qué esperas para empezar a moverte? Aún estás a tiempo.

¿Aceptas el reto?

¿La actividad física-deportiva es el mejor antídoto contra la farmacodependencia?

Deja tus comentarios

Participa aqui en el debate de la semana
¡ahora es más fácil!

0