Fue astrónomo, historiador, geógrafo, filósofo y matemático. Estudió en Alejandría y Atenas. Alrededor del año 255 a.C. fue el tercer director de la Biblioteca de Alejandría.

 

Nació en Cyrene (Libia) en el año 276 a.C. Una de sus principales contribuciones a la ciencia y la astronomía fue su trabajo sobre la medición de la Tierra y la demostración de su forma esférica. En sus estudios de los papiros de la biblioteca de Alejandría, encontró un informe de observaciones en Siena, unos 800 km. al sureste de Alejandría, en el que se decía que los rayos solares al caer sobre una vara al mediodía del solsticio de verano (el actual 21 de junio) no producía sombra.

Eratóstenes entonces realizó las mismas observaciones en Alejandría el mismo día a la misma hora, descubriendo que la luz del Sol incidía verticalmente en un pozo de agua el mismo día a la misma hora. Asumió de manera correcta que, si el Sol se encontraba a gran distancia, sus rayos al alcanzar la Tierra debían llegar en forma paralela, si esta era plana como se creía en aquellas épocas, y no se deberían encontrar diferencias entre las sombras proyectadas por los objetos a la misma hora del mismo día, independientemente de donde se encontraran.

Sin embargo, al demostrarse que si lo hacían (la sombra dejada por la torre de Siena formaba 7 grados con la vertical), dedujo que la Tierra no era plana y, utilizando la distancia conocida entre las 2 ciudades y el ángulo medido de las sombras, calculó la circunferencia de la Tierra en aproximadamente 250,000 estadios (unos 40,000 kilómetros, bastante exacto para la época y sus recursos). Además midió casi con precisión la inclinación de la eclíptica de la Tierra en 23º 51´ 15´´.

Por cierto, Eratóstenes al final de su vida fue afectado por la ceguera y murió de hambre por su propia voluntad en 194 a.C. en Alejandría.

De no haber sido por la abrumadora influencia, poder y dominio del oscurantismo religioso de la Europa medieval, en el cual se perseguía, se torturaba y se calcinaba en la hoguera a los miles de hombres y mujeres dedicados al oficio de la investigación y la ciencia.

Me pregunto ¿hasta dónde hubiese llegado nuestro grado de desarrollo tecnológico, médico y científico en nuestros días?[Opinar]

¿Por una educación basada más en ciencia que en dogmas?

Deja tus comentarios

Participa aqui en el debate de la semana
¡ahora es más fácil!

0
  • No se han encontrado comentarios