Encuesta de la semana

¿Educación sexual académica, como herramienta para la disminución de la población mundial?

Recibe la columna en tu correo

Suscríbete y recibe todos los lunes mi columna en la comodidad de tu correo electrónico
Please wait

¿Qué contaminantes agrícolas dañan más a la salud?

La agricultura moderna es una gran fuente de contaminación del agua, debido a las enormes cantidades de agroquímicos, materias orgánicas, sedimentos y sales que llegan a los cuerpos acuíferos. Los contaminantes que genera no sólo afectan al ambiente, también a la salud. Los más preocupantes para el humano son los plaguicidas, los nitratos (compuestos inorgánicos derivados del nitrógeno), los oligoelementos metálicos y los contaminantes emergentes (que incluyen antibióticos y genes resistentes a antibióticos, excretados por el ganado y que en algunas ocasiones contaminan el agua de riego). Estos elementos nocivos son causa de enfermedades diarreicas y pueden producir fiebre tifoidea, cólera, parálisis intestinal e incluso perturbaciones hormonales. *Fuente: fao.org

Primeramente vamos a hacer una reflexión ¿Por qué se concibió, ingenió e implementó la agricultura? Sin lugar a dudas, estas actividades de las sociedades se crearon en respuesta al cambio del ser humano. De ser una criatura nómada, se ha venido convirtiendo en su gran mayoría en sedentaria y asentada en pequeñas comunidades hasta las grandes urbes.

Cuando el ser humano era totalmente nómada, errante, ambulante, viajero, peregrino, migratorio y trotamundos; durante sus contantes movilidades iba recolectando frutos, vegetales, tubérculos y otros nutrientes que encontraba en el camino y travesía.

Esto aunado al exorbitante y descomunal crecimiento de la población humana, la cual hoy se estima en 7,300 millones de individuos que todos los días demandan cantidades gigantescas de alimentos para su sustentación y desarrollo.

Y es real la creciente preocupación de los ambientalistas en cuanto al grado de contaminación que la agricultura representa no solo a nuestra especie, sino al mismo planeta que se está observando grandes agresiones por las enormes despalmes y deforestaciones de selvas, bosques, estepas por todos los rincones, para permitir los espacios suficientes y poder cubrir la demanda mundial de alimentos. *Nota: La ganadería aún es mucho más nociva, pero eso es tema de otro artículo.

Creo que ha llegado el momento preciso de reflexionar el futuro de nuestras descendencias y del propio planeta, haciendo conciencia e implementando eficientes programas educativos para promover controles de la natalidad en nuestras sociedades y de esta manera disminuir considerablemente el impacto ambiental que hemos generado a nuestra Tierra.

¿Es ya el momento de crear conciencia acerca de la multiplicación de la especie humana?

Deja tus comentarios

Participa aqui en el debate de la semana
¡ahora es más fácil!

0
  • Héctor Delgado

    Hola, mi estimado Jorge:
    Como siempre, leí tu artículo con sumo interés y me uno a tu preocupación respecto a la contaminación de los campos y en consecuencia de los mantos acuíferos. A la gravedad de esta situación, se tiene la del grupo Monsanto, que con sus semillas transgénicas trata de dominar, mediante argucias legales, el campo, no sólo de una región, sino de todo el mundo. No quiero ser repetitivo, pues sé que también conoces sobre esto. Qué bueno que utilizas tu palestra para alertarnos a todos. Posiblemente algunos no reaccionemos inmediatamente, pero como dice el Sembrador que siembra a los cuatro vientos, alguna semilla cae en el camino, otra entre las piedras, otra en los abrojos y otra en tierra fértil donde dará fruto al ciento por uno.
    Te mando un abrazo y te admiro, aunque en ocasiones disentimos.
    Sinceramente
    Héctor

  • Manolo Durán

    Efectivamente , sucede desde hace tiempo tanto pesticida y ,a bonos que trata a las tierras de cultivo lo que provoca tanta enfermedad de los humanos que tomamos entre los alimentos creados contra la salud ,además los océanos que tanto dañamos con ignorancia de casi todo el mundo...

"Quizá no estaré de acuerdo con tu opinión, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a expresarla".  Voltaire.