Encuesta de la semana

No se encontr!

Recibe la columna en tu correo

Suscríbete y recibe todos los lunes mi columna en la comodidad de tu correo electrónico
Please wait

La respuesta más simple y directa es: cientos de años, quizá más. La mayoría de los plásticos no son biodegradables, es decir, no pueden ser desintegrados por microorganismos, tales como hongos y levaduras – los responsables de realizar este proceso natural biológico - , sino que debe ser tratados por métodos de reciclaje (mecánico, químico; también es usado como combustible).

El problema es que este producto no siempre se desecha de la manera correcta por lo que muchas veces termina en las calles, vertederos o flotando en los océanos; de hecho, se estima que de los 8,300 millones de toneladas de plástico que los humanos hemos producido desde la década de 1950 hasta hoy, la gran mayoría reside todavía en vertederos al aire libre o en la naturaleza. Más de la mitad de todo ese plástico se produjo después de 2004, debido al auge que comenzó a tener su uso en la última década. Los expertos advierten que, de continuar con esta tendencia, para 2050 unos 12 mil millones de toneladas métricas de desechos de plástico estarán contaminando el planeta.

El 9% de todo el plástico producido se ha reciclado, 12% ha sido incinerado, 79% se acumula en vertederos o en la naturaleza. Los mayores productores de deshechos plásticos per cápita son Estados Unidos, Japón y la Unión Europea.

Cada minuto se compran en el mundo un millón de botellas de plástico. Solo 7% de las que se fabrican se usan para crear nuevas. Cada año se utilizan cinco billones de bolsas de plástico. La producción mundial de resinas y fibras aumentó de dos millones de toneladas en 1950 a 380 millones de toneladas en 2015. Antes de 1980 el reciclaje y la incineración de plástico eran insignificantes. Si se continúa como hasta ahora, para 2050 habrá más plástico en los océanos que peces. ¡Sí, que peces!

El plástico en los océanos al degradarse se convierte en millones de microfragmentos que llegan al organismo de los animales marinos, quienes son incapaces de distinguirlos de la comida. Además de que su ingestión puede atrofiar su sistema digestivo, algunas especies como aves marinas o tortugas suelen enredarse en las bolsas de plástico lo que puede provocarles la muerte por asfixia.

¿Aún sigues pensando que los seres humanos somos una especie inteligente…?

Deja tus comentarios

Participa aqui en el debate de la semana
¡ahora es más fácil!

0
  • No se han encontrado comentarios

"Quizá no estaré de acuerdo con tu opinión, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a expresarla".  Voltaire.