Es una icónica fotografía de la tierra captada el 07 de diciembre de 1972 por la tripulación del Apolo 17. A 45,000 km de distancia, su apariencia es, efectivamente, la de una pequeña bola de cristal, un mundo celeste entre remolinos de nubes. Los océanos cubren el 71% de la superficie, aunque el agua apenas supone el 0.02% de la masa total del planeta.

Durante su formación la parte externa de la Tierra estuvo parcialmente fundida a consecuencia de una lluvia incesante de agregaciones de gas y polvo. La mayor parte del agua presente en aquella masa y en los objetos que la impactaban habría escapado en forma de vapor y gas ionizado, pero una pequeña parte quedó atrapada en la roca. Posteriormente, hace 4,500 millones de años, un cuerpo del tamaño de Marte arrancó una gran corteza de material que dio lugar a la Luna.

¿De dónde procede el agua que llena los océanos? Algunos datos apuntan a choques de asteroides ricos en minerales hidratados, mientras que otros sugieren un origen cometario.    “Creo que hubo tantos aportes de cuerpos planetesimales como de cometas y asteroides. A continuación, se produjo la desgasificación del manto, y la Tierra, una vez formada, sufrió otro bombardeo, aproximadamente unos 3,800 millones de años. Por tanto, habría dos tipos de agua: una primaria y otra con el planeta ya hecho”, explica Jesús Martínez Frías, investigador del Instituto de Geociencias, en España. www.nasa.gov

Reflexiones: En lo particular llevo ya muchas décadas pensando que dios más que un ser, es una sublime esencia cósmica. Pero independientemente de los preceptos religiosos, o bien de las teorías científicas relacionadas a la formación primigenia de mi planeta, cada que tengo la oportunidad de admirar fotografías tomadas desde el espacio de esta prístina belleza azul y llena de blancos remolinos nubosos que proporcionan la humedad que mantiene y protege la vida a su interior. Cada día me hace más “click” y me aumenta la meditación y el respeto por la consideración de “La Pachamama” (La Madre Tierra). Aquella diosa venerada por los antiguos incas radicados en el hoy Perú, Ecuador y al norte de Chile, tiempo antes de la implacable invasión, saqueo e imposición de nuevos credos religiosos de la Corona Española a tierras sudamericanas.

¿Has leído algún libro acerca de “La Pachamama”?

Deja tus comentarios

Participa aqui en el debate de la semana
¡ahora es más fácil!

0
  • No se han encontrado comentarios