El organismo de los perros procesa la comida de manera muy diferente al ser humano. Algunos alimentos que nosotros metabolizamos sin problema resultan perjudiciales para los caninos, aunque también de ellos depende el tamaño del animal, su composición genética y la cantidad que coma. Por ejemplo, una barra de chocolate consumida por un labrador adulto no puede tener consecuencias, pero podría ser muy dañina para un chihuahua. A continuación, te presentamos algunos de los alimentos que es mejor que evites darte a tu perro.

1) Carne cruda: Ya sea un bistec o una pechuga de pollo, podría contener bacterias perjudiciales, tales como escherichia colio o alguna variante de Salmonela.

2) Uvas, pasas y grosellas: Aunque no a todos les hace daño, en ciertos casos puede causar insuficiencia renal. Si lo que buscas es un alimento saludable, puede comer manzanas, aunque sin el corazón o semillas.

3) Alimentos fritos o grasosos: Pueden causar desde dolor de estómago hasta una enfermedad mortal llamada pancreatitis (inflamación del páncreas)

4) Alimentos enmohecidos: No importa si es pan, queso u otra comida estos restos tienen que estar fuera del alcance de la mascota en absoluto.

5) Cebollas y ajos: Ya sea de forma natural o en su versión en polvo, puede resultar perjudiciales, máxime si los ingredientes cantidades o si algún alimento preparado incluye una dosis muy alta de ellos.

6) Bocadillos salados: Uno de vez en cuando puede que no resulte dañino, pero se le dan muy seguido o una cantidad muy grande, puede hacerle daño. En caso de que coma un alimento de éstos, debe ingerir abundante agua.

7) Golosinas: El chocolate y otros productos (como gomas de mascar, dulces o crema de cacahuate) pueden contener un sustituto de azúcar conocido como xilitol, el cual es altamente tóxico para los caninos. *Fuente: fda.gov

Para quienes disfrutamos la vida en la compañía de diversas mascotas con las cuales compartimos nuestros hogares como miembros de nuestra propia familia. Especialmente de esos caninos que rebosan de fidelidad, lealtad, cariño incondicional, solidaridad, protección, adhesión, concordia e inclusive gran fraternidad, es muy importante atender y seguir estas recomendaciones diseñadas por versados en la materia y así poder disfrutar de la salud y vigor de nuestro perro.

“Entre más conozco a los seres humanos, más quiero a mi perro” ¿Compartes la frase?

Deja tus comentarios

Participa aqui en el debate de la semana
¡ahora es más fácil!

0