Encuesta de la semana

¿Aprender a dudar es aprender a pensar?

Recibe la columna en tu correo

Suscríbete y recibe todos los lunes mi columna en la comodidad de tu correo electrónico
Please wait

El telescopio espacial Kepler de Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA por sus siglas en inglés) recolectó datos sobre el espacio y también realizó operaciones científicas de más de 2,600 descubrimientos de planetas encontrados fuera del sistema solar.  Este instrumento óptico operó nueve años pero se quedó sin combustible y en consecuencia la NASA determinó su retiro del espacio.

El análisis más reciente de Kepler descubrió que probablemente entre el 20 y 50 por ciento de las estrellas que se pueden ver durante la noche estén acompañadas de pequeños planetas que quizá sean rocosos, de un tamaño similar al planeta Tierra. “Cuando comenzamos a concebir esta misión hace 35 años no sabíamos de un solo planeta fuera de nuestro sistema solar” explicó William Borucki, investigador principal y fundador de la Misión Kepler, hoy en día retirado del Centro de Investigación de la NASA.

El telescopio fue lanzado al espacio el de 6 de marzo de 2009 y por medio de un diseño innovador combinó algunas técnicas para medir el brillo estelar con apoyo de una cámara digital con la que observó el espacio exterior. Pese a que tras cuatro años de lanzarse al espacio presentó fallas mecánicas, los investigadores determinaron que cada tres meses el campo de visión tenía que ser cambiado.

Los mejores resultados tecnológicos y científicos de la misión espacial fueron compartidos en el sitio web de la NASA y destacan las siguientes: Los planetas superan a las estrellas (hay más planetas que estrellas en nuestra galaxia). Los planetas pequeños son comunes (entre 20 y 50% de las estrellas cuentan con planetas pequeños y tal vez rocosos). Los planetas son diversos (desde la variedad y el tamaño) Los sistemas solares son diversos (Kepler encontró sistemas con más planetas) y nuevos conocimientos revelados sobre las estrellas (fortaleció el estudio de ellas y capturó las etapas iniciales de las estrellas en explosión, mejor conocidas como supernovas).

Reflexiones: Quizá una parte de la sociedad humana ya esta cansada de sofismas religiosos relacionados con nuestros orígenes y el cosmos que nos rodea; ha decidido despertar, inventar y desarrollar sofisticados artefactos como el telescopio Kepler. Esas imágenes que descubren los misterios ancestrales son verdaderamente sorprendentes y enriquecen los conocimientos que ahora nos brindan la ciencia y la tecnología acerca de nuestro universo.

¿Compartes este pensamiento?

Deja tus comentarios

Participa aqui en el debate de la semana
¡ahora es más fácil!

0
  • alvaro torres del valle

    Hay muchas religiones, y muchas hipótesis sobre el origen del universo. Me voy a referir a mi religión, la de Cristo, en el Génesis se narra que el universo tuvo un principio, lo cual coincide de manera sorprendente con lo que describe el Big Bang, de hecho esa similitud ha sido la razón por la cual muchos científicos previamente agnósticos o ateos, han llegado a creer.
    Saludos a todos

"Quizá no estaré de acuerdo con tu opinión, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a expresarla".  Voltaire.