Encuesta de la semana

¿Aprender a dudar es aprender a pensar?

Recibe la columna en tu correo

Suscríbete y recibe todos los lunes mi columna en la comodidad de tu correo electrónico
Please wait

Un material altamente utilizado en utensilios empaquetados, agua embotellada, bolsas, popotes, platos, cubiertos y vasos desechables, entre otros miles de usos más. Un material fantástico, moldeable, liviano, versátil, barato. Todo esto te permite llevar una vida placentera y una vez que lo usas hay que desecharlo y te olvidas para siempre, lo que resulta muy cómodo.

No todo el plástico puede reciclarse y los que sí pueden pierden calidad cada vez que lo hacen, limitando su reciclaje a un cierto número de veces. No es biodegradable, puede llegar a durar decenas de miles de años, ya que las bacterias no lo reconocen como alimento. Por lo que hay que incinerarlo y al hacerlo provoca grandes cantidades de bióxido de carbono en la atmósfera, o enterrándolo contaminando la tierra y envenenando los mantos acuíferos.

El plástico termina en el campo, en las playas, en los bosques, en las selvas, en los desiertos donde los animales lo confunden con alimento y al ingerirlo mueren lenta y dolorosamente, y finalmente llega al mar donde lo ingieren tortugas, ballenas, delfines, focas, albatros y otros animales marinos que mueren cruelmente alrededor de 100,000 de estos animales cada año.

En los océanos están flotando toneladas de plástico que se fotodegradan con los rayos del sol quebrándose en pequeños pedazos que se comen los peces adhiriendo en su carne sustancias cancerígenas como DDT, DDE y PCB infiltrándose en la cadena alimenticia y terminar finalmente en nuestro plato.

Es por eso que es urgente cambiar nuestros hábitos antes de que sea demasiado tarde. Seamos consumidores responsables comprando productos en envases que no sean de plástico, llevando nuestros propios contenedores y usando nuestra propia bolsa para la despensa, dejemos de beber agua embotellada, mejor usemos nuestro propio filtro. Evitemos toda costa los utensilios desechables, usemos papel o periódico para levantar las heces del perro, separar la basura orgánica de la inorgánica facilita la recolección de los materiales reutilizables.

Urge legislar por la prohibición del uso de bolsas de plástico como ya se ha hecho en algunas ciudades en Europa, invitemos a nuestros familiares y amigos a participar informándolos sobre estas y otras acciones que pueden realizar en favor de nosotros mismos, de nuestros hijos y de nuestro propio planeta.

Reflexionemos ¿Existe algo más importante que preservar nuestro planeta y nuestra vida?

Deja tus comentarios

Participa aqui en el debate de la semana
¡ahora es más fácil!

0

"Quizá no estaré de acuerdo con tu opinión, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a expresarla".  Voltaire.