Encuesta de la semana

No se encontr!

Recibe la columna en tu correo

Suscríbete y recibe todos los lunes mi columna en la comodidad de tu correo electrónico
Please wait

Histórico

Aquí encontrarás todas las columnas que fueron publicadas en el formato anterior.
Lunes, 11 Enero 2016 00:07

NUESTRA ESTRELLA MADRE

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Nuestro Sol se encuentra a una distancia promedio de 150 millones km. Su luz tarda en llegar hasta nuestro planeta 8 minutos con 21 segundos. Es una estrella promedio, de las que hay millones en cada galaxia. Sabemos bien en qué etapa se encuentra, qué edad tiene y cuanto le resta hasta apagarse por completo tras haber consumido todo su material mediante reacciones termonucleares y explosiones.

Nuestra estrella se formó hace 4,500 millones de años y se encuentra a la mitad de su camino en la ruta hacia la extinción. Sabemos que esta es una etapa de estabilidad llamada “secuencia principal” y al mismo tiempo en una fase de alta actividad transformando átomos de hidrógeno en helio y otros elementos más pesados.

El Sol es una bola de gas caliente que está girando y tiene un fuerte campo magnético que genera fenómenos espectaculares como las manchas y las erupciones solares. Además, presenta eyecciones de masa coronal relacionadas con su ciclo de máxima actividad, que sucede aproximadamente casa 11 años.

Cuando una tormenta solar llega hasta nosotros, debemos de preocuparnos. Una perturbación en nuestra magnetósfera debido a enormes cantidades de materia y radiación electromagnética puede ser catastrófica, pues podría dañar los sistemas de comunicación además de reducir temporalmente nuestro campo magnético afectando fuertemente el clima espacial de la tierra y volviéndonos vulnerables.

También están las manchas solares, que son regiones con temperaturas más bajas que sus alrededores y con intensa actividad magnética. Relacionadas con estas existen también las erupciones solares, explosiones en la corona solar que suceden generalmente alrededor de las manchas. De hecho, medir el desplazamiento de las manchas solares sobre el disco ha permitido deducir que el Sol tiene un período de rotación de aproximadamente 27 días.

Sin embargo, todavía más peligrosas son las eyecciones de masa coronal, ondas de radiación y viento solar producto del fenómeno de reconexión magnética, que puede comenzar por una pequeña curva en el campo magnético, y si estas líneas de campo se cierran sobre sí mismas, entonces se les denomina prominencias solares.

¿Pero qué pasaría si súbitamente el Sol se apagara? Pues según estimaciones de algunos astrofísicos la temperatura en la tierra rápidamente comenzaría a descender y quizá en 20 días estaríamos experimentando ¡menos 200 grados centígrados!

¿Vivir es una constante de oportunidades y amenazas…?

Visto 1464 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

"Quizá no estaré de acuerdo con tu opinión, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a expresarla".  Voltaire.